It’s not a personal choice

Conclusión del gorila

Omnívoro, ¿tú? (parte 3)

EN ESTA TERCERA PARTE TRATAREMOS LO SIGUIENTE:

  1. ¿Qué permite que el ser humano pueda comer carne?
  2. ¿Todo lo que es natural es bueno?
  3. ¿Qué dicen las teorías de la evolución al respecto?
  4. Análisis de las zonas azules
  5. Resumen global de las 3 partes y conclusión final personal

1. ¿QUÉ PERMITE QUE EL SER HUMANO PUEDA COMER CARNE?

Cocinar. El fuego. Alterar las propiedades fisicoquímicas de los restos de cuerpos animales para poder digerirlos. De cualquier otro modo la población humana no se alimentaría de carne o pescado. Por varias razones:

1 – El sabor de la carne, pescado y huevos, crudos, no haría que el argumento para comerlos fuese su sabor.

2 – Seria bastante complicado de comer, por no decir imposible, por la mayoría de la población. Debería cortarse muy fino (tipo carpaccio) y dudo que, aún en ese estado, fuese una comida apreciada por la mayoría, más bien al contrario. La digestibilidad sería insoportable, por no hablar de la absorción de nutrientes.

3 – El asco. La mayoría de individuos de la especie humana, de manera innata, cuando ven vísceras les provoca una reacción de asco profundo. Ya lo hablamos en el primer post. Ese asco no favorecería para nada que los productos animales fuesen tan extendidos como lo son hoy en día. Nadie quiere mirar de dónde sale su filete. ¿te apetece un huevo crudo?

2. ¿TODO LO QUE ES NATURAL ES BUENO?

No. Tendemos a creer que todo lo natural es bueno. Y no. La carne (y, en general, los cuerpos de los animales y sus derivados) proviene de la naturaleza, pero eso no quiere decir ni que sea natural comérsela ni que sea bueno (habría que definir “bueno” también en qué sentido: nutricional, ético, medioambiental…).

Coger el coche para ir a trabajar, no es natural. Usar Internet, no es natural. Tener enfermedades, es natural. En definitiva, lo que vengo a decir es que no todo lo natural es bueno ni todo lo artificial o creado por el ser humano tiene por qué ser malo. El argumento de que comemos carne porque es natural es pobre y habría que guardarlo en el baúl de los recuerdos.

Si fuese natural comer todo lo que proviene de animales no habría, hoy en día, tanta evidencia científica que cada vez más nos empuja a dejar de consumir ese tipo de alimentos para ir pasando a otro tipo mucho más saludable. Por ejemplo, cada vez se habla más de lo que se denomina transición proteica (hablaremos sobre ello en futuras entradas del blog).

La ciencia de la nutrición ha avanzado mucho en las últimas décadas y, hoy en día, podemos afirmar que una alimentación integral basada en plantas es la mejor para el organismo de un ser humano.

3. ¿QUÉ DICEN LAS TEORÍAS DE LA EVOLUCIÓN AL RESPECTO?

Hasta principios del siglo XIX, la mayoría creía en el fijismo: consideraban que las especies no habían cambiado desde el origen de la tierra (creían que la tierra tenía solo 6.000 años de existencia). Con el tiempo esa idea quedó desterrada por las evidencias encontradas y empezaron a salir teorías evolucionistas (que creían en una evolución). Así salieron el lamarckismo (propuesta por Lamarck) y el darwinismo (propuesta por Darwin). Fue Darwin y su selección natural la que demostró ser la más aceptada, después de muchísimas observaciones y comprovaciones (aunque la evolución es tan lenta que es imposible observarla por el ser humano sin el registro fósil). 

La teoría de la evolución más aceptada hoy en día es la teoría neodarwinista (también llamada sintética). Esta teoría es la suma de la teoría de Darwin y los conocimientos de genética. Esta teoría se establece en el siglo XX.

Digo todo esto para poner en situación de cómo el conocimiento se va construyendo muy lentamente pero con paso firme.

Y para relacionarlo con el tema de si el ser humano es omnívoro quiero poneros en situación: pongamos al ser humano en el inicio de su andadura como especie Homo sapiens. Toda la información que tenemos al respecto de su alimentación en unos inicios marca al ser humano como recolector, es decir, un animal cuya fuente de alimentación son las frutas, raíces, hojas y semillas que pudiese haber por aquél entonces.

Imaginemos una situación en la que la escasez de alimento de ese tipo hace que el instinto de supervivencia salga a flote. Imaginemos que hay que sobrevivir. Imaginemos que, por casualidad, se descubre el fuego. Imaginemos que se descubren herramientas que favorecen que la caza se produzca. 

Relacionando con la teoría de Darwin (recuerda: los mejor adaptados sobreviven y transmiten sus genes a la descendencia y los no adaptados mueren), podemos ver que, en época de supervivencia, se adaptaron mejor los que tenían la habilidad de cazar y cocinar ese alimento, pues eso les permitió sobrevivir como especie.

Ese conocimiento básico se transmitió de generación en generación. Y consumir animales pareció ser la norma. 

Hoy, en el siglo XXI, sabemos que comer animales es la causa más clara de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer. Pongo estos tres ejemplos porque, precisamente, son las enfermedades que más prevalecen en la especie humana y las que más muertes provocan cada año.

Me pregunto yo: ¿no sería parte de la evolución aprender de lo que hemos descubierto y, ahora que hemos aprendido a cultivar alimentos, comer aquello que no sólo no nos provoca enfermedades sino que las previene?

Creo que hay que reflexionar sobre ello.

4. ANÁLISIS DE LAS ZONAS AZULES

Las zonas azules son lugares en el mundo donde se encuentran las personas más longevas del planeta y no solo eso, con lo que denominamos calidad de vida.

Estas zonas son:

  • Loma Linda (California)
  • Península de Nicoya (Costa Rica)
  • Isla de Okinawa (Japón)
  • Cerdeña (Italia)
  • Isla de Icaria (Grecia)

Estas 5 zonas tienen en común la alimentación, la cual es vegetariana o vegana (en algunos casos igual comen pescado una vez al mes, pero es anecdótico). También es significativo que las 5 zonas están muy cerca del Ecuador. Podria darnos una pista sobre cuál sería la temperatura ambiente ideal para la especie humana. Vale la pena recordar que la especie humana ha colonizado todos los rincones del planeta, pero es evidente que no se puede cultivar lo mismo en todas las partes, precisamente porque la temperatura afecta a todas las especies de seres vivos y, en las regiones más cálidas, encontramos unos recursos y, en las más frías, otros.

Un ejemplo de esto último lo puedes ver en el siguiente ejemplo con los Inuit.

Los Inuit (esquimales) son una población que basa su dieta en comer animales (mamíferos marinos y peces, principalmente). La gente que defiende que comerlos no es problemático para la salud, ponen a los Inuit como ejemplo, y se basan en una falsa evidencia de que los Inuit tienen una baja tasa de prevalencia en enfermedades cardíacas isquémicas y mortalidad por ellas. Pero esta información está basada en…nada. Así como lo oyes, NO hay evidencia de cómo se contabilizaban y/o analizaban estos datos cuando se realizaron esos primeros estudios.

Lo cierto es que los Inuit tienen una altísima prevalencia de ataques al corazon y derrames cerebrales fatales que sufren desde edades tempranas. Bueno ¿te sorprende cuando su alimentación se basa en grasa animal?

5. RESUMEN Y CONCLUSIÓN FINAL

  • Si necesitamos fibra y solo existe en los vegetales.
  • Si NO necesitamos colesterol y sólo está en los animales.
  • Si este colesterol es la causa principal de muchas enfermedades cardiovasculares (las cuales son la primera causa de muerte en la especie humana en el mundo en que vivimos).
  • Si hay una asociación fuerte entre enfermedades que más matan a la especie humana y consumo de alimentos de origen animal.
  • Si el hierro que el cuerpo regula es el hierro no-hemo (el de los vegetales) y el hierro hemo (animal) no solo no se regula sino que, en exceso, puede resultar tóxico.
  • Si los olores que nos abren el apetito no tienen nada que ver con un animal recién muerto (como sí les abre el apetito a los omnívoros y carnívoros de verdad).
  • Si tenemos gran cantidad enzimas en la boca para empezar a pre-digerir los carbohidratos (y estos se encuentran en los vegetales), los son nuestra principal fuente de energía celular).
  • Si necesitamos vitaminas que solo están en los vegetales, como la vitamina C.
  • Si nuestro intestino es largo comparado con nuestra altura, siguiendo la línea de la mayoría de animales herbívoros.

👉🏽 CONCLUSIÓN PERSONAL FINAL:

Mi conclusión personal es que el ser humano, efectivamente, es omnívoro. Pero dentro del omnivorismo, como en otros aspectos de la vida, no todo es blanco o negro, hay grises.

Con toda la información que he leído y comprendido veo que el tipo de omnívoro que es el ser humano es aquel que su anatomía y fisiologia dictan. Y, en este sentido, alimentarse de alimentos vegetales integrales es lo ideal para alcanzar la salud óptima de la especie humana. No es algo que me invente yo, es algo que toda la ciencia acumulada a día de hoy concluye. 

¿Y qué animales entrarían en este omnivorismo de la especie humana? Pues los insectos que, accidentalmente, ingeriríamos con las frutas, frutos secos y demás vegetales en la naturaleza. Es decir, por accidente. 

Anatómicamente nuestro organismo estaría preparado para coger insectos con nuestras manos prensiles y comerlos y masticarlos. Eso hacen también los gorilas cuando escasea el alimento vegetal. Ojo, sólo cuando escasea buscan otra fuente de alimento. La preferencia, vegetales. Y son nuestros primos lejanos.

¿Somos capaces de comer animales? Sí. Pero pagando un precio alto. Por una parte hay que cocinarlos, no me imagino a la especie humana comiendo cadáveres de animales crudos. Por otro lado, pagando con enfermedades que derivan del consumo de sus cuerpos plagados de muy poca densidad nutricional.

¿Por qué entonces se sigue recomendando comer “de todo”? Ahí no me voy a meter pero tengo mis teorías y, mirando también el pasado, podemos ver paralelismos con el tabaco, por ejemplo. Si queréis que desarrollemos algún día este tema pedidlo.

Y HASTA AQUÍ LA SERIE DE 3 ENTRADAS SOBRE EL SER HUMANO Y SI ES OMNÍVORO O NO

COMO SIEMPRE TE PIDO: 

¡ESCRIBE TU OPINIÓN EN LOS COMENTARIOS! ¡QUE YO LA VEA 😎 Y…

¡Nos vemos en la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba