It’s not a personal choice

Disonancia cognitiva

Disonancia cognitiva, tu cerebro se autoengaña

 

¿Cómo es posible que las personas, en su mayoría, no soporten ver imágenes de mataderos o maltrato animal evidente? ¿Cómo escapamos de esa empatía natural hacia el resto de habitantes del reino animal?

Vamos a entender un poco de cómo funciona nuestro cerebro en estos 3 apartados que te presento:

  1. La teoría
  2. La teoría aplicada a nuestra teoría
  3. Conclusión: ¿Qué pastilla eliges?

LA TEORÍA

Para explicar estas cosas nos tenemos que centrar en la teoria de la Disonancia Cognitiva. Esta teoria la propuso el psicólogo Leon Festinger (8 mayo 1919, Nueva York - 11 febrero 1989, Nueva York).

Es una teoria que ha sido ampliamente estudiada en psicología social y se puede definir de la siguiente manera: "es la incomodidad, tensión o ansiedad que experimentan los individuos cuando sus creencias o actitudes entran en conflicto con lo que hacen". Esto lleva a dos caminos: intentar cambiar de conducta o defender sus creencias/actitudes (incluso llegando al autoengaño), y todo para intentar reducir el malestar que producen los conflictos entre lo que se piensa y lo que se hace.

Leon Festinger demostró que las personas, con tal de seguir actuando como hacen, sobretodo si eso les genera placer, acaban "aceptando la mentira como una verdad". Autoengaño.

El clásico ejemplo de los fumadores. Todos sabemos que fumar puede provocar, con mucha probabilidad, cáncer, problemas respiratorios, fatiga crónica e, incluso, la muerte. ¿Por qué la gente, sabiendo todo esto, no deja de fumar?

La gente sabe que "fumar perjudica mi salud" pero, en lugar de dejar de fumar buscan una excusa que JUSTIFIQUE seguir fumando y reducir su DISONANCIA COGNITIVA: "¿de qué sirve vivir mucho si no se puede disfrutar de la vida?". Y, con esto, las personas siguen fumando más "tranquilas y convencidas".

Para poder llegar al punto de autoengaño de los fumadores que acabo de comentar hace falta DISTORSIONAR LA INFORMACIÓN que recibimos. Es decir, si somos fumadores, no prestaremos tanta atención a las pruebas sobre relación tabaco-cáncer porque eso puede provocarnos más DISONANCIA COGNITIVA (más incomodidad, ansiedad...) y nuestra cabeza busca evitarla.

Las personas no quieren oir ni ver cosas que les pongan en conflicto con sus más profundas creencias y deseos (a pesar de que en el mismo paquete de tabaco haya una advertencia sobre la seriedad del tema...por eso hay empresas que se forran vendiendo fundas de las cajetillas de tabaco, para que la gente no se "sienta mal" viendo la VERDAD).


LA TEORÍA APLICADA A NUESTRA EMPATÍA

En lo que se refiere al tema que ha hecho que nazca esta web, los animales y su necesidad de libertad y no dominación por parte humana, hablaré de la DISONANCIA COGNITIVA y el VEGANISMO.

La gente experimenta placer cuando rie, cuando socializa, cuando conecta con otras personas. Somos animales sociales, necesitamos ese feedback, ese contacto, esa comunicación. Bien, todas esas situaciones placenteras, históricamente, han ido asociadas muchas veces a las comidas, cenas, barbacoas, etc...

¿Qué pasa cuando a alguien se le quiere hacer ver que debería cambiar algo de lo que hasta ahora disfrutaba porque es moralmente inaceptable? Dicho de otro modo más concreto ¿Qué pasa cuando se demuestra que comer animales y derivados es moralmente inaceptable, no es bueno para la salud y es insostenible para el planeta?

Tantos años haciendo lo mismo, asociando esos "productos" a momentos de risas, sociabilidad, diversión...¿y ahora me van a hacer cambiar eso? ¿por qué? ¿QUÉ MOTIVO PODRIA SER TAN GRANDE?

Hay, de nuevo, dos caminos: 1-Reflexionar, aceptar la verdad y cambiar o 2-Autoengañarse con argumentos que la ciencia hoy en dia NO DA POR VÁLIDOS.

El primer camino, el de reflexionar, aceptar la verdad y cambiar IMPLICA un pequeño esfuerzo de ACEPTAR que hasta ahora se ha estado equivocado. Para eso se necesitan argumentos de peso, sólidos, y el respaldo de la ciencia (ya que se asume que la ciencia no da opiniones sino EVIDENCIA, y una evidencia NO SE PUEDE CONTRADECIR).

Pues bien, la HAY, la CIENCIA está del LADO DEL VEGANISMO. Y esta web lo vamos a ir viendo en cada entrada/post que haga.

El segundo camino, el de autoengañarse, el de las EXCUSAS SIN FUNDAMENTO es el más común (por desgracia, aunque esta tendencia cada vez se va invirtiendo más). Fruto de la desinformación que tiene la gente. Es más fuerte su placer que saber que animales inocentes mueren SIN NECESIDAD, solo porque nunca hemos pensado si está bien o mal, si nos genera enfermedades o no, si el planeta lo soporta o no.

Es aquí cuando se generan excusas como las que siguen a continuación (pongo sólo algunas, porque el humano es tan rico en esto que hay una infinidad, y todas se desmontan fácilmente) y que, en futuras entradas de la web, iremos resolviendo con CIENCIA y COHERENCIA:

  1. Me van a faltar proteínas.
  2. No es sano alimentarse a base de vegetales.
  3. ¿Y el hierro?
  4. Otros animales comen animales.
  5. Las plantas también sienten.
  6. Somos omnívoros.
  7. Es una elección personal.
  8. Nuestros antepasados comían carne.
  9. Si no comemos animales, se extinguirían o serían una plaga.
  10. Es la cadena alimentícia.

CONCLUSIÓN: ¿QUÉ PASTILLA ELIGES?

Ahora, para acabar, fijaros en la imagen de esta entrada: MATRIX. Es un poco el reflejo de lo que tenemos en la sociedad que la humanidad ha creado.

Dime, ¿qué eliges? ¿la pastilla que te da la verdad o la que te miente? (y que paguen el precio animales inocentes, tu salud y el planeta)?

Puedes pensar que es una elección personal...pero no, como humano, es una obligación moral. ¡Te animo a iniciar esta aventura y a ser parte de la revolución por un mundo mejor!

 

DEJA TU COMENTARIO AQUÍ DEBAJO SI HAS REFLEXIONADO Y DIME QUÉ TE PARECE QUE NUESTRO CEREBRO SE AUTOENGAÑE PONIENDO EXCUSAS 😉

8 comentarios sobre “Disonancia cognitiva, tu cerebro se autoengaña

  1. Responder
    Ferran - 01/07/2019

    Molt interesant. Aquesta associació entre barbacoa i diversió és una de les claus d aquesta merda de societat.

    1. Responder
      Juan Hens - 09/07/2019

      És normal aquesta associació positiva. A qui no li agrada passar-s’ho bé? a tothom…però per desgràcia el nostre sistema desinformat ha creat moments feliços a base de l’assassinat, intencionadament amagat, de víctimes innocents que voldrien, IGUAL QUE NOSALTRES, passar-s’ho bé siguent lliures…i en això seguirem insistint. Estic segur que les generacions del futur ens miraran com aquella societat “rara” que menjava animals.

      Gràcies per la teva aportació! 😉

  2. Responder
    Sergi - 01/07/2019

    Supongo que el cerebro es capaz de soportar cierto grado de pensamientos dolorosos, por lo que cuando uno no cambia de conducta, para no sufrir se autoengaña y crea una burbuja falsa de felicidad. En eso se basa el bienestarismo, en una cortina de humo que lo que pretende es hacernos sentir mejor (ante algo que nos hace sentir mal) sin solucionar el problema, pero oxigenando lo suficiente para ya poner un siguiente parche más adelante. En fin, vivimos en una sociedad de tiritas donde hay fugas constantes, y en lugar de arreglarlo, lo maquillamos con mentiras. Gracias por tu web y por intentar echar un poco de luz en tanta desinformación!

    1. Responder
      Juan Hens - 09/07/2019

      ¡Gracias a ti Sergi por comentar y matizar la información! Esto enriquece cualquier entrada de la web.

      Intentaremos iluminar alguna mente perdida en la oscuridad, entre todxs lo haremos.

      ¡Gracias por seguir ahí amigo! 🙂

  3. Responder
    Eva casals - 02/07/2019

    Molt interessant i molt util per entendre la gent i les seves excuses.
    T.animo q continuis publicant.

    1. Responder
      Juan Hens - 09/07/2019

      ¡Gràcies Eva, això espero! com a mínim posar el meu granet de sorra per fer d’aquest món un lloc millor per tots els seus habitants 🙂

  4. Responder
    Anto - 02/07/2019

    Las escusas son la base de nuestra mísera existencia. Hay excusas para todo: dejar de fumar, ponerse a dieta, hacer el trabajo (lo llaman procrastinating!¡!). Es un comportamiento generalizado del ser humano y se puede aplicar a todo. El tema aquí es ir repitiendo estas cosas tantas veces como haga falta para que calen. A alguien con 5 repeticiones le servirá. A otros con 50. Y seguro que hay quien nunca cambiará. A seguir!

    1. Responder
      Juan Hens - 09/07/2019

      ¡Gracias por tu aporte Anto! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba